Inscripción con escritura alfabética de 3500 años en Tel Laquís

Arqueólogos trabajando en el antiguo yacimiento de Tel Laquís han descubierto un fragmento de cerámica de 3500 años con una inscripción alfabética. Podría ser la inscripción de este tipo más antigua jamás hallada en Israel.

La inscripción con escritura alfabética hallada en Tel Laquís. (Foto: Antiquity Publications Ltd//J. Dye, Austrian Academy of Sciences)

Un equipo Austriaco descubrió el fragmento en 2018, y ahora (15 abril 2021) han publicado un artículo en la revista Antiquity de Cambridge University Press presentando el estudio y conclusiones sobre esta pieza.

La pieza consiste en un fragmento de cerámica de importación chipriota típico del período 1550-1400 a.C. El fragmento mide aproximadamente 40 x 35 mm, y en la parte interior aparecen las letras en tinta oscura. Se puede identificar dos líneas con tres letras en cada una. Además, otras dos letras son discernibles a la derecha de la línea superior, y una tercera entre las dos líneas.

Según la interpretación de los autores del artículo, las dos líneas deben leerse de derecha a izquierda. La primera letra de la línea superior sería una ʿayin (ע) que se basa en el jeroglífico egipcio “ojo”. La segunda letra es una bet (ב), basada en el jeroglífico egipcio para “casa”, y la tercera letra sería una dalet (ד), basada en el jeroglífico egipcio para “puerta”.

El conjunto de estas tres letras, עבד (ebed), podría entenderse como “esclavo” o “siervo”, o como parte de un nombre propio, ya que en las lenguas semíticas los nombres con el componente ‘bd (siervo/esclavo) eran muy comunes.

La primera letra de la segunda palabra es una nun (נ), que deriva del jeroglífico egipcio para “víbora cornuda” y/o “cobra”. Esta letra también puede discernirse entre las dos líneas, y a la derecha de la primera línea. Los autores del artículo identificaron la segunda letra con peh (פ), y no está del todo claro qué jeroglífico inspiró esta letra. La tercera letra es una tav (ת) de la cual también se desconoce su origen. Según esta interpretación, las tres letras formarían la palabra נפת (nophet) que en hebreo significa “miel” o “néctar”.

La tipología de las letras, el tipo de cerámica del fragmento, y datación por radiocarbono sugieren una datación de la inscripción hacia mediados del siglo XV a.C.

Pero el origen de la escritura alfabética (a diferencia de la pictográfica, como p.e. los jeroglíficos egipcios) sigue siendo un tema con muchas incertidumbres. Los ejemplos más antiguos de escritura alfabética provienen de Wadi el-Hol en el desierto occidental de Egipto, y de Serabit el-Khadim, una antigua mina egipcia de piedra turquesa al sur de la península del Sinaí. Estas inscripciones datan de los siglos XIX y XVIII a.C. y se cree que los autores eran trabajadores o esclavos cananeos que vivían en Egipto. Al no conocer el complejo sistema pictográfico egipcio, adaptaron algunos jeroglíficos para representar los sonidos de su lengua semítica y así inventaron el sistema alfabético conocido como la escritura protosinaítica.

Más tarde, esta escritura alfabética se extendería hacia el Levante Mediterráneo donde se transformaría en el alfabeto fenicio, que gracias a su comercio por todo el Mediterráneo, pronto causaría la evolución del alfabeto griego, y consecuentemente el alfabeto latín que utilizamos hoy en día.

La evolución del alfabeto, desde el protosinaítico hasta el latín moderno. (Foto: Matt Baker, Usefulcharts.com)

La fecha de este desarrollo se sigue debatiendo, pero si se tiene en cuenta que este tipo de escritura está básicamente ausente en Canaán antes del siglo XV a.C. (exceptuando un par de ejemplos), el movimiento del alfabeto desde Egipto hacia el Levante Mediterráneo debe haber empezado alrededor del siglo XV a.C. En ese caso, la nueva inscripción de Tel Laquís sería una de las más antiguas halladas en la zona de Canaán.

Aunque las letras en la inscripción de Tel Laquís formen nombres y palabras comunes de la lengua hebrea moderna, no se trata del alfabeto hebreo, según Felix Höflmayer (el autor principal del artículo), si no de un alfabeto del cual el hebreo evolucionó cientos de años más tarde.

Sin embargo, el professor Douglas Petrovich argumenta en su libro The World’s oldest alphabet: Hebrew as the language of the proto-consonantal script (El alfabeto más antiguo del mundo: el hebreo como idioma de la escritura proto-consonante) que el idioma del primer alfabeto inventado en Egipto era efectivamente el hebreo, y que los autores de esta escritura eran descendientes de José que, según el relato bíblico (Génesis 45-47), trajo a toda su familia desde Canaán a Egipto para sobrevivir los años de sequía. Los hebreos seguirían utilizando esta escritura durante su estancia en Egipto, y con el Éxodo a mediados del siglo XV a.C. introducirían la escritura alfabética en el Levante Mediterráneo.

Aunque la interpretación de Petrovich es coherente con el material arqueológico, y aparentemente también con el relato bíblico, no ha recibido la atención que se merece del mundo académico.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s