Silo 2021

El año pasado la asociación ABR (Associates for Biblical Research), igual que muchos otros equipos extranjeros, se vio obligada a cancelar su expedición arqueológica en Silo que lleva en marcha desde el 2017. Al habernos saltado un año, ahora estamos muy ansiosos de que llegue la próxima temporada del 2021 este verano.

De madrugada preparando el yacimiento para un día más de trabajo. (Foto: ABR)

El yacimiento de Silo, a 31 km al norte de Jerusalén, es según la tradición bíblica el lugar donde Josué y los Israelitas se reunieron para dividir la tierra prometida entre las tribus (Josué 19:51), donde estuvo el Tabernáculo por unos 300 años, y donde se crio el joven Samuel (1 Samuel 1-4).

Normalmente, la expedición arqueológica de ABR en Silo se realiza en mayo-junio, pero viendo la situación mundial se tomó la decisión de aplazar las fechas unas semanas y este año caerá en el mes de julio. Esperemos que para entonces se hayan relajado las restricciones causadas por la pandemia…

El propósito de las excavaciones de ABR en Silo son varios objetivos, entre ellos:

  • Investigar la situación del tabernáculo bíblico y cualquier estructura asociada.
  • Exponer cualquier evidencia del sistema de sacrificio bíblico.
  • Añadir información al entendimiento de la vida cotidiana en Israel en la época de la Conquista y el periodo de los Jueces.

Excavar en el mes de julio en el Medio Oriente significa mucho calor. De la misma manera que en los años anteriores, intentaremos evitar las horas del día más calurosas empezando la jornada a las 6:00 de la mañana (el desayuno se empieza a servir a las 4:00, y a las 4:59 partimos del hotel en Jerusalén). Gracias a las telas que extendemos sobre los cuadros de excavación cada mañana, el trabajo en la sombra se hace algo más soportable.

A las 10:30 se hace una pausa de 30 minutos para comer, y luego seguimos trabajando hasta las 13:00, cuando se lava toda la cerámica recuperada ese día (¡excavamos alrededor de 3000 fragmentos diarios!). Sobre las 14:00 nos subimos al bus para volver al hotel en Jerusalén.

Parte de la cerámica recuperada en Silo durante la temporada 2019, y voluntarios lavando los fragmentos de cerámica del día. (Fotos: ABR)

El hotel en el que nos alojamos está a unos 10 minutos caminando de la Puerta de Damasco. Esta proximidad a la Ciudad Antigua de Jerusalén permite que uno pueda visitar la Ciudad Santa cada día. Además, los fines de semana se organizan excursiones para visitar otros lugares del país.

La Puerta de Damasco de día y de noche. Una de las entradas septentrionales a la Ciudad Antigua de Jerusalén. (Fotos:Tim Lopez)

Es posible colaborar en las excavaciones de Silo como voluntario. No es necesario ningún conocimiento previo sobre arqueología; el equipo de ABR se encarga de enseñar los métodos y técnicas de excavación, y supervisa todo el trabajo.

Es recomendable saber inglés, aunque no es imprescindible ya que somos varios del equipo, incluido el director de excavaciones Dr. Scott Stripling, que hablamos español.

Como voluntario, uno puede apuntarse para asistir el tiempo que quiera; una, dos, tres o la temporada completa, que son 4 semanas. ABR también ofrece un tour guiado de Israel permitiendo combinar una semana turística y otra de excavación.

Para más información sobre las fechas exactas, precios, inscripción, etc, visite digshiloh.org.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s