Complejo subterráneo cerca del Muro de las Lamentaciones

Recientemente se anunció el descubrimiento de un complejo subterráneo en Jerusalén, próximo al Muro de las Lamentaciones.

El complejo subterráneo apareció debajo de un suelo de mosaico blanco perteneciente a una estructura de unos 1400 años de antigüedad de época Bizantina/Omeya. El complejo consiste en un conjunto de tres habitaciones excavadas en la roca, en diferentes niveles, y conectadas entre sí con escaleras. Dos de las habitaciones miden 2,5 x 2,5 m. mientras que la tercera mide 2,5 x 4 m. En las habitaciones se identificaron lo que parece ser nichos para estanterías y almacenamiento, marcos de puertas y nichos para pequeñas lámparas de aceite, todo esto cincelado en la roca. También se hallaron restos de cerámica de cocina, lámparas de aceite, una taza de piedra (elemento típico y único en yacimientos judíos de la época del Segundo Templo), y un fragmento de un qalal – un gran recipiente de piedra para contener agua, probablemente relacionado a las prácticas de purificación ritual judías.

Gracias a esto, los arqueólogos han podido fijar la datación del conjunto a principios del siglo I d.C., anterior a la conquista romana de Jerusalén en el 70 d.C. Sin embargo, su propósito no queda del todo claro y se sigue investigando. Podría haber servido como una despensa subterránea, habitáculos, o incluso un lugar para esconderse durante redadas.

El Dr. Barak Monnickendam-Givon, codirector de las excavaciones bajo Beit Strauss en Jerusalén, en una de las habitaciones subterráneas recién excavadas. (Foto: Yaniv Bergman/Israel Antiquities Authorty)

A primera vista tienen una cierta similitud a tumbas de la época excavadas en la roca, pero es bastante inverosímil que las tres habitaciones fueran tumbas ya que la zona en la que se sitúan era parte de la antigua Jerusalén, y en aquella época estaba prohibido enterrar a difuntos dentro de los límites de la ciudad.

También cabe destacar que el lugar donde se sitúa el conjunto de habitaciones era el centro cívico público de Jerusalén, justo al lado del “gran puente” que conectaba la ciudad con el Templo. Se consideraba una zona muy privilegiada, por lo que aún no se descarta que las tres habitaciones podrían haber sido parte de una gran estructura pública.

Este nuevo descubrimiento está bajo el edificio Beit Strauss en la Plaza del Muro, un monumento histórico que hoy en día sirve de entrada a los Túneles del Muro (Western Wall Tunnels) y aloja los baños públicos de la Plaza.  

Pincha aquí para leer el artículo original (en inglés).


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s